loading

Experiencia MICE a bordo

¿Te apetecería navegar con tu empresa, colaboradores y compañeros? ¿Te hace ilusión realizar una excursion en privado y tener todo el maxi catamarán sólo para vosotros? Encuentra toda la información y deja inspirarte por el relato de esta empresa. 

Como parte de nuestra cultura organizacional, cada año celebramos un día o un fin de semana durante el cual realizamos actividades fuera de la oficina y aprovechamos para conocer sitios nuevos y estrechar lazos entre compañeros.

El año pasado decidimos viajar hasta Alicante, principalmente por el fácil y rápido acceso desde Madrid, por su excelente clima soleado y por todas las actividades al aire libre que disponíamos para realizar a cambio de un costo accesible.

Varios meses por anticipado, como encargada de la organización del viaje, entré en contacto con Fanny, dueña y responsable de los paseos a bordo del maxi catamarán a vela Aventurero. Ha sido un placer dar con un equipo tan responsable y que cumpliera con lo solicitado con tanto tiempo de antelación. 

Si bien no teníamos un paseo muy definido, nos han asesorado de la mejor manera y se han adaptado a nuestras más definidas necesidades. Nos ofrecieron tomar el barco en privado para 30 personas y esto ha sido un verdadero lujo, ya que, según nos comentaron, estos modelos de barcos llevan normalmente hasta a 120 personas. 

En cuanto al embarque, nos habían ofrecido rentar un bus para ir todo el grupo junto hasta el pie del barco. Pero como nos alojábamos en un hotel céntrico, resolvimos ir caminando, ya que estaba a tan sólo unos minutos. Al llegar, nos recibió atentamente Fanny y nos presentó a la tripulación, quienes nos acompañaron y asistieron durante las tres horas inolvidables a bordo. 

A bordo hemos disfrutado de una copa de bienvenida acompañada de snacks y frutas. Luego, cada quien tenía a disposición más bebidas para consumir a lo largo del paseo. Esto también lo habíamos planificado y abonado, para asegurar que el día del paseo sólo nos quedara relajarnos y disfrutar. 

Durante el fondeo, tuvimos la libertad de tomar sol y recorrer las instalaciones del maxi catamarán o de realizar snorkel con el material que nos habían proveído. Fue el momento más relajante de toda nuestra estadía en Alicante. 

Sobre el final realizamos un brindis, utilizando el micrófono y equipo de música que hay a bordo. Además, han tenido el detalle de colgar la bandera de la empresa y de ubicar nuestro logo frente a las mesas, dándole un toque perfecto a las fotos que sacamos aquella mañana. 

En definitiva, recomiendo a cada empresa que tenga la posibilidad de brindar una experiencia, capacitación o team building a sus empleados, que contacte con Alicante Catamarán. Nosotros repetiremos tan pronto como se pueda. 

Comparte este artículo